PROYECTO FNE-UEV

INTRODUCCION

Era un asunto pendiente, teníamos que volver a Larra y ya estábamos tardando...


Vista de la zona de trabajo desde el oeste, con las paredes de Añelarra, Pene Blanche y la Mesa. Foto FNE-UEV

Los grupos de espeleo navarros y vascos hemos participado en la exploración de este mítico macizo ya desde sus comienzos en los años 50 (en cavidades tan importantes como San Martín, BU56, AN3 o la sima del Tobozo, …). Sin embargo, en los últimos años la actividad exploradora había ido decayendo, sin olvidar las importantes exploraciones en Añelarra y AN8 realizadas por el GAES de Bilbao junto con los franceses del S. C. Rodez y el concienzudo trabajo de prospección y posicionamiento de cavidades que viene realizando el Grupo de Espeleología Satorrak de lruña durante la última década.

Por otra parte, los grandes descubrimientos se han seguido sucediendo en el macizo, que ya hace tiempo se ha confirmado como uno de los más importantes del mundo.

Han pasado ya 25 años desde que no se realizaba una campaña conjunta de la Unión de Espeleólogos Vascos (UEV) en Larra, aunque en la mente de muchos aún late el recuerdo de aquél último campamento de los Azucarillos de Ukerdi Alto en 1986 y la posterior visita a la BU56 el año siguiente.

Como ya se ha mencionado, en el año 2000 se inicia un ambicioso proyecto de revisión del Catálogo Espeleológico de Navarra, en el que Satorrak ha prospectado intensamente la zona meridional del macizo, más concretamente las zonas de Lapazarra, La Pakiza, Mesa de los Tres Reyes, Ukerdi y Budogia. Durante todos estos años se han podido revisar unas 20 cuadrículas kilométricas, posicionando con GPS más de 500 cavidades. Podemos afirmar que disponemos de un catálogo bastante actualizado de la zona meridional del macizo.

Ahora, con el objetivo de aprovechar este trabajo realizado y en coordinación con ARSIP, se pretende reimpulsar la actividad espeleológica vasca en este macizo tan emblemático que tenemos en nuestra propia casa.

EL PROYECTO FNE-UEV

OBJETIVOS GENERALES

Nos proponemos retornar como colectivo a la exploración de este importante macizo, eligiendo para ello una zona en la que ya se ha trabajado anteriormente y en la que en la actualidad hay pocos colectivos trabajando sistemáticamente, si exceptuamos el GSHP de Tarbes, Amalgame y el colectivo Kieto que trabajan en Ourtets, Tobozo y UK4 los primeros, en la zona de Añimerkandia-Ukerdi bajo los segundos y en la zona oscense de Budogia los terceros.

Delimitación aproximada de la zona de trabajo. Proyección UTM ED50 30T. Modificado de SITNA 


Pretendemos:

  • Revisar una serie de cavidades antiguas que estimamos interesantes por presencia de aire o posibilidad de desobstrucción, escaladas, ventanas, etc.
  • Explorar una serie de cavidades nuevas que han ido apareciendo durante la revisión realizada por Satorrak así como las que se vayan localizando en el futuro.
  • Asentar un grupo de trabajo que se vaya haciendo a la zona y tome ilusión por la continuidad del proyecto.
 La zona comprende unos 20 kilómetros cuadrados, todos ellos en territorio navarro. Hasta la fecha hay catalogadas más de 500 cavidades, entre las que se encuentran algunas tan importantes como las entradas de la BU56, la Sima del Tobozo, UK4, la Sima de Ourtets y parte del desarrollo de la ASO o de la E2000 (río de la Mesa de los Tres Reyes).

La zona del karst de Budogia ha sido intensamente trabajado y fue escenario de importantes exploraciones en el pasado, en especial cuando se descubrió BU56 y se alcanzó allí la tercera profundidad del planeta fue el objetivo de grupos procedentes de diversas partes del globo en busca del record mundial de profundidad.

Más recientemente (años 2000 a 2009) el Colectivo Kieto de Madrid realiza una serie de campanas en la zona de la Hoya del Portillo y Budogia resultando el descubrimiento de una cavidad de 500 m al superar una estrechez en una antigua cavidad llamada BU-49. La rebautizan como sima de la Kietud, quedando muy cerca de dar con el colector de BU56.

A pesar del gran interés de la zona y de que aún no ha desvelado todos sus secretos, al tratarse del sector más alejado de la carretera, con más de cuatro horas de aproximación para llegar a algunas cavidades, ha ido quedando relegada frente a otras zonas de más fácil acceso.

Algo parecido sucede con el karst de Ukerdi. Podemos afirmar que las últimas campañas importantes datan ya de hace bastantes años. CRS Bruselas, que ha trabajado en la zona durante más de más de tres décadas, hace unos 7 u 8 años que abandonó las exploraciones.

Si observamos la síntesis topográfica del macizo de ARSIP observaremos que quedan amplias zonas en blanco al sur de los grandes enrejados subterráneos de Larra. Estas zonas en blanco son las que nos proponemos revisar.

Es seguro que deben existir todavía en esta zona grandes desarrollos y colectores subterráneos por descubrir. Al norte de BU56, un río subterráneo debe seguir la dirección del cordal de Lapazarra, al encuentro del gigantesco colector de Arresteliako ziloa, confluyendo con la línea de drenaje San Jorge - Fuentes de llamina. Entre el sistema de Añelarra y la sima del Tobozo queda una amplia zona de karst en la que no se ha localizado tampoco ninguna red de drenaje bien hacia el Sistema de Añelarra o hacia el Tobozo. También queda pendiente el viejo objetivo de localizar una boca más alta de acceso a BU56 en las inmediaciones del pico de la Mesa de los Tres Reyes.

Durante la revisión del Catálogo Espeleológico de Navarra se localizaron muchas simas nuevas, que no presentaban marca alguna, también se observaron algunas que presentaban marca de exploración sin finalizar y también se detectó la existencia de muchas cavidades que por su interés bien convendría volver a revisar. Con todo ello se elaboró un listado de más de un centenar de cavidades interesantes para comenzar a trabajar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada